Archivo de la etiqueta: Raúl Núñez

Ya tengo algo que contar

No quiero ser un grafómano

Estimado lector, siento tardar tanto tiempo en publicar las entradas de tu blog tranquicomiquero. Siempre he odiado a los rellena folios para cubrir el expediente. Sin pasión y síntesis no puede haber calidad. Eso de cumplir sin aportar valor, sólo sirve para saciar nuestro estúpido y obeso “ego”. Pero es imprescindible reconstruir la memoria personal para encontrar una atalaya desde la que obtener una visión nueva del territorio a explorar. Mi deseo es que TRANQUICOMIX y las personas que lo formaron sean los protagonistas y no el maldito editor de EDICIONES BANCARROTA S.F.L. Pero me temo que va a ser inevitable que me inmiscuya constantemente. Ya he dejado unas cuantas pinceladas de lo importantes que fueron los últimos años de la década de los setenta para mi y por ende para el fanzine.

Plan para un adolescente

77-78 año escolar en Salamanca, comencé a tontear con las drogas y empecé a dejar de ser eficaz en los estudios. En 78-79 repito 3º de BUP pero ya en Béjar. Logro aprobar BUP. Para celebrarlo me facilitan un viaje a Bruselas. La ida en un camión de mudanzas y la vuelta en autostop. Pero como no todo va a ser negativo, ese tortuoso viaje a Europa me proporcionará el coraje para convertirme en un comunicador compulsivo. Sé que tengo algo que contar. Aquí esta la clave del comienzo de esta historia de un fanzine de los 80. Cuando comienza el curso académico 79-80, decido dejar de ir a clase y en su lugar subo al desván a escribir con Charles Bukowski  y Raúl Núñez en mente. Ya está montada la aventura psicotrópico-literaria. LA ACTUALIDAD CÓSMICA arranca con influencias seleccionadas por su sello underground. Las aventuras africanas de  Makoki encienden mis neuronas espejo, el riquísimo ambiente de cambio social en la España de los 80, radio 3, rock, marginal, romántico, bohemio, rock… Son las keywords que irán apareciendo en la nube de este blog. La máquina de crear sinérgias y de pasarlo bien está montada. Una idea no tan simple porque no se trata sólo escribir, hay que dibujar. El dibujo, mi piedra angular desde pequeñito se suma a la aventura de contar cosas. La idea es original y enseguida comienzan a sumarse colaboradores. La decisión de dejar de ir a clase de COU no fue tan sencilla, va contra las normas y eso tiene sus consecuencias marginales. El naufragio del adolescente está a punto. TRANQUICOMIX, será para mi un bote salvavidas. También la Formación Profesional porque al menos hice el segundo grado de Delineación. Dibujo y tinta china y ganas de vivir y contar cosas. En estas circunstancias se fue montando el fanzine TRANQUICOMIX. Una verdadera minired social. Entre otras cosas, por eso tiene sentido analizar esta aventura comiquera.

Próxima entrada EL DESVÁN OFICINA CENTRAL DE TRANQUICOMIX

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo cómic, Comix, Guiones, rock, rock progresivo, Uncategorized