Archivo de la categoría: rock progresivo

King Crimsom habita en mi

Amigos de tranquicomix, estamos deseando escucharos. El blog está abierto para que incorporéis los recuerdos de aquellos  años. Si lo deseáis podéis enviarnos archivos de texto y fotos para hacer los posts o entradas. Sobre todo los colaboradores que tenéis recuerdos del desván y de anécdotas interesantes. Os dedicamos este temazo de King Crimsom para que despierte el “tranquicomiquero” que lleváis dentro. Os sugerimos ponerlo de fondo musical para leer las otras entradas.

1 comentario

Archivado bajo Clásicos, psicodelia, rock, rock progresivo

El desván oficina central de tranquicomix

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

expresionismo abstracto wige (mgmoso) 79

Qué gran suerte contar con este magnífico desván.
Desde la época de Los Abejas hasta el primer lustro de los 80, el desván siempre dio mucho juego.
Cada generación con su estilo.
Los que soñaban con los Beatles y Marx cosas. Bastante hippies ellos. Puro guateque los del 55 al 57.
Luego llegó una generación más pijilla, apolítica y superficial, los del 58 al 60. ¡Si os parece mal me lo decís eh! Mucho ligoteo y tal  pero no me llegaba su rollo.
Y luego mi generación, los del BUP. Los de la ola Punk. Aquí ya la cosa era más salvaje. No llevábamos crestas pero nos tomamos en serio lo del cambio.
La gran mayoría de los colaboradores de TRANQUICOMIX eran un poco extremistas. Todo en tela de juicio. Nada de censura o miedo. Acción directa “pal coco” pero canalizada hacia el cómic, menos mal. Era requisito indispensable para entrar en el desván.

– ¿Eh! ¿qué requisito?
– Estar un poco loco, chaval. Si no eres un tío enrollado aquí no pintas nada.

Con esta condición, imaginaos lo que se cocía en las oficinas de Tranquicomix. Y poco a poco iban saliendo historietas.
OM realizó la contraportada nicotínica y genial de este número, siempre me encantó ese dibujo. Tiene una fuerza especial, es ultrapunk.

Para el primer número conseguí la colaboración de JAVIER con un gran historieta , lástima que no siguiera currrando para Tranqui.
Por supuesto la de mi gran amigo BLAS, fundador del fanzine, al que ONLIYÚ llamó mimético cuando nos contestó.
También el fabuloso MUS que colaborá en número posteriores.
OSO, que soy yo, metí mogollón de páginas de CHONI BIGÚ. Un extraterrestre con una nave muy chula. Recuerdo la pasión con la que dibuje las viñetas con un edding, cada viñeta un folio.
Todo esto cuando estaba haciendo los cuadros expresionistas que ilustran esta entrada. También metí uan historieta de las de ACTUALIDAD CÓSMICA con CONRAD ANFETA y EMILIO AXON, línea gráfica y narrativa qeu, según TATTOO, gran estrella de tranquicomix, nunca debí abandonar. Hoy le doy toda la razón porque mis guiones posteriores fueron patateros. En esta linea eran ácidos, pasionales y costumbristas. Pero como diría POPEYE ,” soy como soy y así es como soy”.
En cuanto tuve material suficiente, maqueté el primer número. Lo llevé a la imprenta Guijo. Todavía salía más barata la impresión offset que la fotocopia, y así se hizo.  Fue un éxito total. Hasta hice pegatinas promocionales con el dibujo de la portada,  CONRAD ANFETA en apuros, amenzado por un navajero de pelo rizado. Pobre Conrad Anfetas,  siempre podrá decir que fue portada del primer número de Tranquicomix.

Acetato del cliché con el dibujo de la portada del número 1 con el que hice camisetas y pegatinas promocionales.

En este vídeo puedes ojear el primer número.
Los 120 ejemplares del número 1 se vendieron como rosquillas. Tuve que sacar una segunda edición.

Esto provocó que inmediatamente nos pusiéramos a trabajar en el segundo TRANQUI.

Deja un comentario

Archivado bajo cómic, Comix, expresionismo abstracto, Guiones, Nuevas creaciones, Personajes, pintura, psicodelia, rock, rock progresivo, Uncategorized

Ya tengo algo que contar

No quiero ser un grafómano

Estimado lector, siento tardar tanto tiempo en publicar las entradas de tu blog tranquicomiquero. Siempre he odiado a los rellena folios para cubrir el expediente. Sin pasión y síntesis no puede haber calidad. Eso de cumplir sin aportar valor, sólo sirve para saciar nuestro estúpido y obeso “ego”. Pero es imprescindible reconstruir la memoria personal para encontrar una atalaya desde la que obtener una visión nueva del territorio a explorar. Mi deseo es que TRANQUICOMIX y las personas que lo formaron sean los protagonistas y no el maldito editor de EDICIONES BANCARROTA S.F.L. Pero me temo que va a ser inevitable que me inmiscuya constantemente. Ya he dejado unas cuantas pinceladas de lo importantes que fueron los últimos años de la década de los setenta para mi y por ende para el fanzine.

Plan para un adolescente

77-78 año escolar en Salamanca, comencé a tontear con las drogas y empecé a dejar de ser eficaz en los estudios. En 78-79 repito 3º de BUP pero ya en Béjar. Logro aprobar BUP. Para celebrarlo me facilitan un viaje a Bruselas. La ida en un camión de mudanzas y la vuelta en autostop. Pero como no todo va a ser negativo, ese tortuoso viaje a Europa me proporcionará el coraje para convertirme en un comunicador compulsivo. Sé que tengo algo que contar. Aquí esta la clave del comienzo de esta historia de un fanzine de los 80. Cuando comienza el curso académico 79-80, decido dejar de ir a clase y en su lugar subo al desván a escribir con Charles Bukowski  y Raúl Núñez en mente. Ya está montada la aventura psicotrópico-literaria. LA ACTUALIDAD CÓSMICA arranca con influencias seleccionadas por su sello underground. Las aventuras africanas de  Makoki encienden mis neuronas espejo, el riquísimo ambiente de cambio social en la España de los 80, radio 3, rock, marginal, romántico, bohemio, rock… Son las keywords que irán apareciendo en la nube de este blog. La máquina de crear sinérgias y de pasarlo bien está montada. Una idea no tan simple porque no se trata sólo escribir, hay que dibujar. El dibujo, mi piedra angular desde pequeñito se suma a la aventura de contar cosas. La idea es original y enseguida comienzan a sumarse colaboradores. La decisión de dejar de ir a clase de COU no fue tan sencilla, va contra las normas y eso tiene sus consecuencias marginales. El naufragio del adolescente está a punto. TRANQUICOMIX, será para mi un bote salvavidas. También la Formación Profesional porque al menos hice el segundo grado de Delineación. Dibujo y tinta china y ganas de vivir y contar cosas. En estas circunstancias se fue montando el fanzine TRANQUICOMIX. Una verdadera minired social. Entre otras cosas, por eso tiene sentido analizar esta aventura comiquera.

Próxima entrada EL DESVÁN OFICINA CENTRAL DE TRANQUICOMIX

2 comentarios

Archivado bajo cómic, Comix, Guiones, rock, rock progresivo, Uncategorized

Postmodernidad – Béjar New York Barcelona

NY- BÉJAR – BARCELONA
 

En 1979 documentarse o adquirir conocimientos no era tan fácil e inmediato como ahora.  El servicio de correos era mi preferido. Los cursos por correspondencia me daban la oportunidad de estudiar materias que de otra forma eran inaccesibles. Pintura al óleo, dibujo de historietas, dibujo de figurines de moda. También llegaban influencias diversas. Las portadas del los Lp’s refrescaban la pobre iconografía popular (como Don Manuel). Arte Pop, Velvet Underground, portada de Andy Warhol. Lou Red, Nico, Cale sonaban  en el desván mientras preparaba el siguiente escenario para la fiesta postguatequera. La palabra “underground” acabó ocupando el lugar de la palabra ácrata. Sonaba Radio 3, por supuesto, era revolucionaria en contenidos. Ostras, Radio3, esta si que es buena, en cuanto pueda recopilaré información sobre la programación de esos tiempos. Su influencia en mi fue enorme había un programa dedicado al cómic. Pero Ed. La Cúpula y su vanguardista revista El Víbora  fue el verdadero faro que tomamos como guía. La LÍNEA CHUNGA había llegado para quedarse en nuestras vidas.

Lou Red me miraba, y me invitaba a subir al escenario. Mientras Warhol, Basquiat, Haring, pintaban en New York nosotros lo hacíamos en Béjar. Pero las influencia gráficas neoyorquinas no eran solo  relativas a la pintura y la música. Cuando José Mª Berenguer conectó con Art Spiegelman  se produjo contagio. EL VÍBORA Y RAW ¡Qué revista tuve en mis manos en una ocasión! se llamaba RAW. Era la postmoderidad al cubo. Seguro que ya salían dibujos de la mítica novela gráfica MAUS. El director y creador era Art Spiegelman, la vanguardia del cómic. El contacto NY Barcelona, es decir Art Spiegelman- Berenguer o El Víbora que es lo mismo, abrió una vía de intercambio que nos gustó mucho. Un estilo gráfico y narrativo experimental y underground, espacio fresco y novedoso en el mundo del cómic. EL AIRE FRESCO NO TIENE FRONTERAS, ni ideología. Es evidente que los 80 fueron años de GLOBALIZACIÓN cultural ¿O de colonización americana?

Seguimos trabajando para mejorar. Hasta pronto.

1 comentario

Archivado bajo cómic, Clásicos, Comix, Críticos, Entrevistas, expresionismo abstracto, Guiones, historia, Novedades editoriales, Nuevas creaciones, Personajes, pintura, rock, rock progresivo