Archivo mensual: marzo 2017

Reconstrucción antropológica

todos los tranquisVaya parada amigos. Desde mayo sin publicar nada en el blog de tranquicomix. ¿Qué ha pasado? Paqué contaros paqué.
Como uno de los objetivos de este blog es trazar la historia de la historieta de este fanzineroso fanzine. Vamos a recordar cómo se hicieron los números posteriores a los tres primeros.
Estoy hojeando u ojeando un ejemplar del Nº4 de Tranquicomix. Dice el editorial “han pasado cuatro meses desde que TRANQUICOMIX 3 apareciera”. Hicimos cuatro número en un año. De Octubre del 81 a octubre del 82. Este Nº4 fue el primero hecho en fotocopiadora, deje la imprenta Guijo porque era más barato en fotocopia.
¡Cómo me costaba que me hicieran buenas reduccione! Recuerdo que me racaneaban el toner. Un gran problema porque si ya lo dejaban gris, menuda mierda de fotocopias iba yo a hacer luego. Con esas reducciones montaba la maqueta final. Por cierto las tengo casi todas. Una vez montada la maqueta, tocaba ir Salamanca a hacer 150 o 200 copias de cada A4 a doble cara. Y de vuelta a Béjar, al desván con el taco de fotocopias para montar las revistas. Momento emocionante y triunfal, compartido con los amigos y colaboradores de TRANQUICOMIX. Luego a grapar. La financiación de este número me enfrentó a un dilema. Estereoscopio o tranquicomix 4. Pasado o presente. Tenía que decidir si vender una antiguedad o no. Dentro de mi cabezota el pensamiento era este: “en el futuro podrás comprar todos los estereoscopios que quieras, sin embargo el Tranquicomix, sale o no sale”.  El caso es que salió el fanzine. Con esa decisión también adquirí un pasaporte. Un pasaporte para atravesar territorios hostiles, incomprensibles, extraños, desconocidos. Bien hecho. Nuevos horizontes para sobrevivir o para vivir con emoción e innovación.

Dibujantes y colaboradores participaron en este número 4. Comienza a colaborar STBAN que con un dibujo espectacular que es la portada de este número. La conexión Zafra nos proporcionó la colaboración de OLONAM. Mencionar la contraportada de OSO que es un dibujo costumbrista en el que se describe una bronca de “la movida” con los vecinos en el bar La Choza en la calle Solana. Vivíamos en plena movida en la calle de día y de noche y flotando en una realidad divertida y optimista. Buenos tiempos que no tardarían en degenerar.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized