Fin de EGB. Hola BUP.

DE LA LEONERA AL DESVÁN

Ya os he dicho la intención de este blog. Por supuesto que no es hablar de mi, no me quiero tanto, pero es inevitable tirar de vivencias
y recuerdos personales para construir la historia del fanzine tranquicomix. Allá voy.
Por arte de birli birloque “heredé” de mis hermanos el derecho a usar el desván. Ya era mi dominio.
Ellos lo usaban para hacer guatekes sesenteros de esos en los que bailaban agarraditos y fumaban tabaco.
Yo lo usaría para pintar y también para bailar y para flipar y para decorar e iluminar. Recuerdo una de esas instalaciones indescriptibles
que hice una conexión de cables con cortocircuito. En diez segundos se quemaronn todos los cables y se hizo la niebla, visibilidad nivel ONCE.
A mi me tocó otro estilo de vida. Lo llamaré coletazos hippies.
Por aquellos años de golpes de estado en chile y de liberación en España, en una reunión de politiquillos en el desván, todos eramos eso en el último lustro de los setenta, se produjo produjo la ruptura. LA LÓGICA POLÍTICA Y LA IRRACIONALIDAD DE LAS DROGAS CHOCARON. (Tema de la próxima entrada).
Yo me consideraba anarquista, ya ves, lo único que tenía de ello era un libro de historia del anarquismo, pero en fin.
Así nació en mí el espíritu editorial o bloguero, porque salvando la distancia es lo mismo,  participación en la evolución del mundo.
Yo quería hacerme oir. El PANFLETO era el medio. Uno de los asistentes a aquella reunión tenia una multicopista, pero jamás la vi funcionar. La idea de difundir mensajes estaba incipiente y entonces…

OM uno de los tres fundadores del fanzine y mente más cultivada y surrealista del grupo, creador del genial FOFO, trajo la revolución definitiva.  La fotocopiadora.

Pero esto y otros anfetamínicos detalles los desarrollaremos en la próxima entrada.

¡Hasta pronto tranquicomiqueros 2.0!

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo historia

Una respuesta a “Fin de EGB. Hola BUP.

  1. La ilustración que encabeza esta entrada ilustra una anécdota de mi primer año BUP, 1975 el año que murió Franco. Representa las pizarras del instituto de Béjar tras el boicot. La caricatura de Franco era simple como el mecanismo de un chupete, Eso facilitó su difusión y @CCIÓN DIRECTA al tirar los borradores al tejado. El director del instituto localizó al grafista, el mismo que esto escribe y le perdonó la expulsión del centro por llevar unos borradores nuevos antes de las 11 de la mañana. El grafista adolescente despuntaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s